Advertisement

martes, 27 de noviembre de 2018

Leer para escribir.


Leer para escribir una novela. Leer como un escritor.


Probablemente lo has oído cientos de veces: si quieres escribir debes leer, leer y leer. Leer los clásicos, leer bestsellers actuales, leer artículos de periódicos y revistas, leer el tipo de material sobre el que quieras escribir, leer sobre cómo escribir, leer buena escritura que puedas imitar e incluso leer basura, para saber cómo NO debes escribir.

Pero en ocasiones olvidamos algo importante: "cómo leer" es tan importante como "qué leer".

Aquí te muestro seis pasos para leer como un buen escritor.

1. Calma


Estamos acostumbrados a leer para buscar información, pasando por alto el estilo de la escritura yendo directamente a lo que nos importa. Pero los escritores podemos aprender mucho leyendo lo que otros ya han escrito. Si lees demasiado rápido te perderás muchas cosas. Debes tomarte tu tiempo para escuchar las palabras, sentir los detalles, vivir la historia. Piensa en un relato o artículo que disfrutases la semana anterior. ¿Puedes recordar el argumento? ¿Los personajes? ¿La tesis del autor? Si es que no... lo leíste demasiado de prisa.

Lee lentamente y totalmente concentrado para darte cuenta de un giro inesperado en el argumento, una frase maravillosa o un pequeño detalle. Tómate tu tiempo y piensa por qué funciona esa manera de escribir. Este es el meollo de cómo mejorar tu escritura leyendo.

2. Discrimina

Hay pocas horas dedicadas a la lectura en la vida de un escritor, si además lee despacio, leerá mucho menos. Batallar con un libro aburrido y mal escrito es perder el tiempo. Si no te llama la atención una novela al final del capítulo tercero o un relato al finalizar la primera página, olvídalos. Dedícate a algo que valga tu valioso tiempo.

Tu eres el mejor juez sobre lo que te inspira y motiva, estúdialo, absórbelo. Úsalo para mejorar tu propia escritura.

3. Léelo todo

Lee los libros desde la cubierta hasta la contraportada, incluyendo los "blurbs", créditos y dedicatorias y agradecimientos. Las biografías de los autores harán que te des cuenta que son personas normales y corrientes como tú y como yo, con animales de compañía e incluso horarios para escribir tan apretados como los nuestros.

Las dedicatorias pueden ayudarte a vender tu libro. Si buscas un agente literario para tu libro, lee las dedicatorias de libros similares a lo que estás trabajando.

4. Escucha

Al leer lentamente Y EN VOZ ALTA podrás saborear el ritmo de la escritura. Darte cuenta de cuándo una frase capta tu atención. Léela en voz alta e intenta pensar por qué te llamó la atención. En vez de leer las palabras, aprende a escucharlas en tu interior (No hace falta que sigas la línea con el dedo :-)

La sugerencia es leer el texto en voz alta. 

Hay que asegurarse de leer realmente lo que hay en la página, no lo que crees que debería haber. Es difícil, sí, porque incluso el escritor con más talento tiende a ver lo que él quería decir y no lo que está negro sobre blanco. Una de las razones para grabar esas lecturas y escucharlas de nuevo leyendo el texto, ejercicio que realizan mis pupilos en el asesoramiento conmigo en CADA ESCENA ESCRITA.

Hay que tomarse tiempo. Respirar en cada coma, punto, o punto y coma (Ese gran desconocido). Enfatizando las exclamaciones y subiendo el tono en las frases interrogativas. No hace falta leer como si uno fuera un gran actor con la voz de Fernando Rey o de Paco Valladares, pero sí observar atentamente el sonido de... LA PUNTUACIÓN.

Si leer en voz alta intimida, de alguna manera, piensa que es mejor leer tu trabajo en voz alta y detectar los errores antes de que otros los vean. También puedes pedir a alguien que lea unas pocas páginas en voz alta para hacerte una idea de como suena. Pero que sepa cómo hacerlo. Esa persona debe tener muy claro como entonar y como expresar la puntuación.

Y mientras lees, busca los elementos que pueden "chirriar" como una puerta mal engrasada y oxidada en el oído de tus lectores.

Busca aliteraciones disonantes. Por ejemplo: “lidió con la locura de Laura”. (eccsss) La aliteración puede añadir fuerza a tu texto pero debe usarse con cuidado, o darás a tu escritura un aspecto tan juvenil como unos shorts ajustados.

Otra cosa a tener en cuenta sería el pariente cercano a la aliteración: el ripio. La rima que hay que evitar en la prosa a no ser que estés creando una cancioncilla pop.

También, el uso repetitivo de los nombres propios, de algunas palabras o nexos, o bien la proliferación de pronombres en tercera persona pueden tener un eco discordante en tu trabajo.

En tus notas de esa lectura (Ver siguiente paso) anota a los personajes que hablen en voz alta y chillona o baja y suave. Intenta imaginarte el sonido. Y observa cómo lo hace el escritor al que lees. (Si usa onomatopeyas y No es una obra infantil o un cómic, tíra el libro y coge otro) Deja que el silbido del tren o el sonido de los frenos tomen vida en tu mente. Fíjate en las aliteraciones que imitan sonidos. Ejemplo: "Le gustaba el susurro de aquel viento silbante y salvaje entre los sauces".

Aprender a escuchar mientras lees, te enseñará a escuchar también tu propia escritura, ayudándote a encontrar las palabras más adecuadas para describir sonidos, olores y sabores. Afinarás tu oído a la cadencia musical de las palabras y harás que la lectura de tus textos fluya en el lector.

5. Toma notas

Mientras lees, ten a mano tu bloc de notas. Mantente alerta para captar una buena estructura gramatical, una metáfora nueva, verbos interesantes... Escribe las frases que te hagan pensar. El acto de escribir estas notas puede ayudarte a integrar ese ritmo particular en tu cerebro. Asegúrate de poner el nombre de la publicación y su autor. ¡No plagies! Pon notas para recordarte por qué te llamó la atención esa frase.

Cuando te encuentres un personaje interesante escribe algo sobre él. ¿Qué le hacía tan atractivo o tan creíble y verosímil? ¿Había rasgos de personalidad únicos que hicieran destacar al personaje? Estas notas pueden ser muy útiles más adelante al desarrollar tus propios personajes.

También encontrarás personajes aburridos y sin vida, escritura que hará que rechinen tus dientes. Guarda una sección de tus notas para las frases que te ponen los pelos de punta. Busca las frases que cortan la fluidez de la lectura, las que te hacen parar de leer, y mantén un apartado para ellas. Te ayudará a encontrar las tuyas.

6. Sé consciente de cuando parar

Cuando tengas vida a tu alrededor, deja el libro y observa. En el aeropuerto nadie empieza una conversación con alguien que tiene la nariz enterrada en un libro. Bueno, salvo yo, que siempre pregunto impertinente qué están leyendo. Como escritor pasas demasiado tiempo solo. Cuando estés con gente alrededor aprovéchalo y observa la vida que fluye. Sé cálido y abierto con los extraños. ¿Qué mejor manera de aprender de la naturaleza humana, coleccionar rasgos de personalidad interesantes, trozos de diálogo e incluso ideas para tus historias?

Tu propia escritura será un compuesto de cada autor que hayas leído y admirado. Serán tus influencias. Léelos de manera lenta y calmada. Estudia lo que hace que su escritura funcione. Escucha tu oído interior y toma notas detalladas. Observa el mundo a tu alrededor.

Lee, lee, lee. Añade tu genio creativo. Y después... escribe.

martes, 7 de marzo de 2017

El uso de planos para tu novela


Si estás escribiendo una historia donde sale una casa una y otra vez, no te fíes de tu memoria para los detalles importantes. Dibuja un plano de esa casa. 


El uso de planos para tu novela


No hay que ser arquitectos para distribuir las habitaciones y situar los muebles más importantes. Ni un gran dibujante para situar en esa habitación una par de muñequitos en una postura u otra.


Este tip te ayudará a visualizar mejor las escenas integradas con el escenario.

¿Dónde está la habitación del protagonista? ¿Tiene que girar a derecha o izquierda para ir al baño o a la cocina? ¿Cuál es la manera más rápida de escapar de una de las habitaciones sin ser visto? Si los muebles o los objetos son importantes en la historia sitúalos dentro del plano. Míralo cuando escribas en vez de releer lo que ya has escrito.


No sólo es importante dibujar un plano de la casa.

En cierta ocasión, corrigiendo una novela de fantasía, detecté errores en el tiempo que tardaban unos personajes en recorrer un pueblo del Oeste, casa por casa. Resultaba inverosímil. Y aún más por el medio metro de nieve que lo cubría todo.

Si tu personaje se va a mover por un pueblo puedes hacer un plano general a escala, situando los edificios principales a los que irá. Nombra las casas de los demás personajes y sus lugares de trabajo. Y si el pueblo es real puedes usar un mapa de Google Maps.

Usa estos planos o mapas como herramientas de referencia. Planificar tu novela es importante, y estos pequeños planos o mapas te ayudarán. Cuélgalos en un panel de tu lugar de trabajo, o tenlos a mano en una pestaña de tu navegador o la pantalla de tu ordenador. 

Las ventajas del uso de los planos o mapas en tu novela:

  • Las ayudas visuales hacen ganar tiempo.
  • Atención a los detalles
  • Aumentarás tu productividad
  • Evitarás discordancias temporales


sábado, 18 de febrero de 2017

Firmas de libros: que firmen ellos

coaching y asesoramiento literario en promoción de libros


Firmas de libros: que firmen también tus lectores


No entiendo por qué no se hace, con lo sencillo que es. Se supone que tienes un newsletter para comunicar tus cosas a tus lectores y fidelizarlos. ¡Muévelo!. 

Esto forma parte del marketing personal de un escritor. Una cosa más que enseño en mi Asesoramiento Literario,

Coloca en tus firmas de libros un pequeño cartel a color, bien visible sobre la mesa, con la cabecera de tu newsletter y el mensaje "suscríbete a mi newsletter". Y debajo coloca un par de folios y un bolígrafo. Coméntaselo a tus lectores, con gracia: "Yo te firmo a ti y tú me firmas a mí". Que te dejen su email. 

Te comunicarás con ellos y a ellos les encantará el detalle.


Coaching y promoción de libros en asesoramiento literario


Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes y mencióname en Twitter Lo tendré en cuenta. Comparte y comenta.

También puedes suscribirte a mi canal de TELEGRAM donde explico tips en exclusiva sobre la promoción de libros. Este pequeño artículo es una muestra.

martes, 31 de enero de 2017

Nueva funcionalidad de Amazon para ebooks

marketing y promoción de ebooks

La nueva funcionalidad de Amazon está disponible para todos los ebooks a la venta en la plataforma.



Se trata de que nuestros lectores puedan leer el fragmento de nuestros libros, o de otros cualesquiera que enlacemos, en nuestros blogs o webs, sin salir de estas páginas. La nueva funcionalidad de amazon de lectura previa de ebooks integrada en webs y blogs.


Ventajas y beneficios.



  1. No hay necesidad de descargarse aplicaciones gratuitas para leer el fragmento.
  2. Si el libro interesa, la vista mostrada enlaza a compra.
  3. Comodidad para nuestros seguidores.

Creo que esta funcionalidad puede redundar en más ventas, si se implementa bien y con cabeza, para muchas editoriales, editores, y autores autopublicados.

Y puede afinar el criterio de los lectores a la hora de comprar.

Una muestra, aquí, con uno de mis libros más vendidos.


Se hace así... 

No olvides compartir y comentar este artículo si te ha servido de algo. :-)
También puedes suscribirte a mi canal de TELEGRAM donde explico tips de promoción de libros.

miércoles, 18 de enero de 2017

Cómo visualizar las escenas al escribir.

Cómo escribir escenas para guión y novela

Ayer, en una sesión vía skype de asesoramiento y coaching literario, detectábamos juntos, el escritor y yo, los fallos de sus escenas. El problema lo comparten muchos escritores que se preguntan...

Cómo visualizar bien las escenas de acción.


Conviene aclarar que la escena de acción no tiene que ser necesariamente una de acción violenta con disparos o peleas. Puede ser cualquier escena en la que interactúen dos o más personajes entre sí y/o con el escenario y los objetos que los rodean.

Para los escritores es importante saber qué tienen en las manos esos personajes, cómo se mueven, cómo gesticulan, hacia donde caminan en el escenario, etc. Se trata de llevar el libro a la vida, de hacer vivir al lector. Y para eso tenemos que crear buenos personajes literarios y saber moverlos. Los personajes de cartón no hacen apenas nada con las manos, algunos ni siquiera se mueven, y cuando lo hacen siempre repìten los mismos gestos. Eso es lo que hay que evitar.

La visualización correcta del escritor hará que el lector visualice bien la historia y su lectura fluya sin pausa, que es de lo que se trata.


La dificultad, en este caso, residía en el autor al visualizar bien esas escenas y trasponerlas negro sobre blanco, sin incoherencias o errores, para que el lector a su vez las visualice en una lectura fluida y sin interrupciones, que es lo que se busca o se debería buscar al escribir una buena novela que enganche a la lectura.

No somos todos iguales y, del mismo modo que no todos percibimos igual la realidad, no imaginamos las cosas de la misma manera.

Le expliqué que había tres maneras para resolverlo (que yo conozca al menos), la memoria visual, la imaginación visual, o la representación.

La memoria visual


La memoria visual es la capacidad de visualizar situaciones pasadas o hechos vistos de un modo especial en la mente. Como todas las memorias, puede ser de corto, medio o largo plazo. Y también puede ser más o menos vivida, con muchos o con pocos detalles.

La clave es "situaciones pasadas" o "hechos vistos". ¿Alguna vez te has sorprendido a ti mismo escribiendo una escena que ya has visto antes? Hay escenas cliché, que salen en cada película del mismo género y que la mayoría de los espectadores ya saben lo que va a suceder. Para escribir una novela en la que hay acción violenta, no es lo mismo haber vivido y sufrido una pelea en un bar, a lo Bud Spencer, con tacos de billar y botellas volando sobre las mesas, que haberla visto en una película. La mayoría de los escritores nunca han vivido este tipo de escenas, pero quizá les toque escribirlas en algún momento. Y hay que escribir con verosimilitud. Cuando le das a alguien con una botella en la cabeza, esa persona probablemente acabará en el hospital con una conmoción cerebral severa. También depende de en qué parte de la cabeza golpees a tu víctima. Los golpes laterales causan mucho mayor daño.

El problema es que generalmente se recurre a escenas que ha visto mucha otra gente, cuando son de películas. Y sin los salvavidas del estilo, la voz propia, la empatía y la imaginación, la escena en cuestión le sonará al lector como algo que ya ha visto antes. Y eso siempre es malo.

Como escritores tenemos la obligación de ser originales.

La imaginación visual


Imaginar es el proceso mental que recrea nuevas imágenes y circunstancias; a diferencia de la memoria visual, que reproduce lo ya visto. Es la imaginación que imagina mejor las formas y los colores, o los movimientos. Como hay otras que imaginan más fácilmente sonidos. Depende de la persona.

Recurrimos a ella cuando tenemos que describir algo nunca visto ni creado hasta entonces y aquí los símiles, las comparaciones, las analogías, nos ayudarán a nosotros y a los lectores a imaginar mejor la cosa en sí,

Cuanta más imaginación, más detalles.

Como ya he dicho, hay escritores que tienen problemas con la imaginación visual porque son incapaces de visualizar bien la escena, a veces puede ser por poca atención al detalle, y tienen que recurrir a la memoria o a representar la escena si tienen compañeros, parejas o gente cercana que quieran jugar un rato y ayudarlos.

La representación.
Coaching literario. a representación para visualizar escenas al escribir.

Cuando se relee una escena escrita, ya sabes que es mejor hacerlo en voz alta, pregúntate: ¿Hay demasiado pensamiento interno en esta escena? ¿Se mantiene estático el héroe mientras las balas vuelan a su alrededor? Quizá está pensando en una excursión del colegio. O admirando las flores del salón.

Escenificar las escenas es una magnífica manera de captar el flujo narrativo, de saber cuando se detiene la acción y el lector deja de leer aburrido. Al escenificar las escenas verás si les has dado suficiente movimiento. Volviendo a la pelea del bar...  Si las botellas vuelan alrededor de nuestro personaje y él permanece inmóvil es que no estás describiendo a un personaje demasiado listo o admirable. Y si es un poquito cobarde probablemente se echaría al suelo y se arrastraria por él hasta parapetarse bajo una mesa.¿Cómo lo haría? Mucha gente no sabe arrastrarse y lo hacen a cuatro patas. La representación ayuda con estas cosas.

Luego expliqué a mi escritor el uso de las listas y la ayuda de planos y mapas para visualizar bien antes de escribir una novela pero, como decía Michael Ende, eso es otra historia que contaré en otra ocasión.

Si te ha gustado este artículo, no dudes en compartirlo en tus redes y mencióname en Twitter Lo tendré en cuenta. Comparte y comenta.También puedes suscribirte a mi canal de TELEGRAM donde explico tips de promoción de libros.